miércoles, 21 de julio de 2010

eliminador de sueños




quisiera no extrañar a nadie
pero me voy a seguir extrañando siempre
me gustaría expresar toda la verdad
lo que guardo intencionalmente
aquello que mi sinceridad no alcanza a tocar
sin embargo el rencor es de corazón adentro
la maldición es mi tiempo alargado
y lo es también que siga escribiendo
esta noche que he sangrado simplemente
y el ímpetu me lleva a eliminar el sueño
a suprimir las inundaciones de los estadios
a desfondar los cementerios pueblerinos
a naufragar por cíclopes gigantes
o a embrujar una casa abandonada
quisiera no malinterpretar más tu mirada
ni desear la casualidad más atrevida
quisiera olvidar toda la estafa emocional
cancelar la violencia entre callejones
y desabrazar mi pérdida de fe
para esperar tu amor luego del intenso frío
para que al romperse el hielo
aún quede íntegra la persona
perdida en su interior





se llama deseo
la llama que arde mi sangre
con tu mirada y tu mirada
se me clava en el pecho
como una espada
yo sé que las palabras son símbolos
que casa es una idea concreta
o mesa perro gato plato
pero amor cariño deseo pasión
definen una gama de emociones
según todo lo vivido y ansiado
ni es blanco ni es negro
es una amplia escala de grises
con rojo negro amarillo verde
y tus ojos suelen ser pardos
suelen ser cuchillo arpón ballesta
en esta memoria colocada en esta mente
que persiste entre tantas agónicas neuronas
todas tus células y todos tus átomos
que me seducen en mi molecular obsesión
en mi perpendicular nostalgia de todo

1 comentario:

Alicia dijo...

hay demasiada tristeza.. hasta agónica, y me atrevería a pensar.. ¿La gente feliz no escribe poesía? ¿sólo de la tristeza, de la soledad surgen textos de pensamientos profundos? Espero leer sobre el amor, la amistad, la compañía familiar, le trabajo satisfactorio y orgulloso, el reconocimiento, la justicia...